Menú Cerrar

Bienvenida Foros Módulo “ESTETICA Y PERCEPCIÓN” Actividad Integradora: reflexión

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #1834
    Lucía Molina
    Participante

    La principal relación que existe entre ambos textos es el tema que ambos abordan: la belleza. Sin embargo, la forma en la que ambos autores hablan del tema es completamente diferente. Sus análisis y percepciones son distintos.
    Se podría decir que el texto sobre el hombre de Vitruvio tiene un enfoque algo tradicional. Lo que hicieron los humanistas al buscar de forma matemática el ideal de belleza no fue otra cosa más que estandarizar el canon de la época. Muestran la belleza con una concepción de armonía pero sin agregarle la subjetividad bajo el pretexto de lo matemático. La sensibilidad de un sujeto para con un objeto está ligado simplemente a lo visual, pues la armonía y la belleza puede ser apreciada para ellos solamente con la mirada. Es una sola Sensibilidad, como expresa Mandoki en su texto. No expresa explícitamente una perspectiva de género, pero se puede adivinar en base a los textos leídos anteriormente que dentro de ese pensamiento y ese saber hay ideales de belleza marcados, sobre todo en la forma en la que Leonardo Da Vinci retrata al hombre de Vitruvio: como un hombre musculoso con tendencia a la contextura de un gimnasta. Porque claramente su estudio era para encontrar las proporciones del hombre ideal. Lo que él no supo fue que en el proceso encontró las medidas del hombre real. Creo que su análisis se encuentra más cerca al de contemplación más que al de prendamiento, porque no veo como la extrema armonía puede llegar a nutrir. Ellos llaman armónico a aquello que es estático, perfecto. Pero se olvidan que la naturaleza es bella y armónica porque dentro de ella hay imperfección, terror e incertidumbre.
    En cambio, en el texto sobre prosaica y poética, la mirada es totalmente fuera de lo común. Expresa la posibilidad de belleza fuera de aquello estéticamente perfecto.
    Para ella la estesis es un juego entre el sujeto y el objeto. Ambos participan en el proceso de prendamiento, ya que el objeto estético no es meramente receptivo o que irradia belleza, sino que dentro del sujeto debe haber una disposición contemplativa o de interrelación con el mismo. Las características de ambos, sujeto y objeto, prevalecen constantemente, pero para que suceda la acción de prendar debe haber una disposición inicial. Una persona puede pasar constantemente por el mismo jardín de rosas pero siempre tendrá una sensibilidad diferente cada vez y una predisposición diferente.
    Además, plantea la duda de si la estesis abarca nada más que lo bello y armónico. Al final de su análisis habla sobre que dentro del proceso de prendamiento existe también la posibilidad de “espanto”. Artistas contemporáneos nos han enseñado que el arte no siempre debe ser bello, que puede ser un crimen, algo horrible, como en las esculturas de Damien Hirst o los murales de Bansky.
    Lo que plantea la autora también que coincide un poco con el texto de Vitruvio es la afirmación de que existe una belleza que está más allá de un museo, que convive constantemente con nosotros.

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • El foro ‘Módulo “ESTETICA Y PERCEPCIÓN”’ está cerrado y no se permiten nuevos debates ni respuestas.